¿El alcohol Realmente Engorda? ¡Descubrelo antes del fin de Semana!


Debido a los efectos nocivos que tiene el alcohol en altas dosis. La comunidad enfocada a la salud, al fitness y al fisicoculturismo huye del alcohol como si fuera veneno. Es divertido ver a los entusiastas del fitness huir como cachorros asustados cuando se abre una botella de cerveza. Además todos los entrenadores del gym y sus amigos mamados juran que el alcohol es el archienemigo de tu abdomen.

¿Será cierto esto?

Bueno. Esto es algo complicado. El alcohol parece regirse bajo las mismas reglas que casi todo. Resulta ser bueno en dosis bajas. Pero si te empujas media docena de cervezas con la cena a diario. Tal vez eso no sea lo más saludable.

Todos sabemos que el alcohol es malo. En dosis altas causa cirrosis (falla del hígado), deshidratación crónica, miopatía alcohólica (degradación muscular), aumenta el riesgo de infarto, entre otras cosas. Además de causar miradas confusas cuando te despiertas junto a un extraño lamiéndote la cara.

 ¡Posibles efectos nocivos a la salud!

Sin embargo:

¿El alcohol es responsable de que tus lonjas no desaparezcan?

Aquí es donde se complican las cosas.

El alcohol o etanol es una sustancia que no se puede definir a ciencia cierta.

En teoría el alcohol posee calorías. Es por eso que se cree que es un macronutriente como los carbohidratos, o las grasas. Además de que posee 7kcal por gramo. Sin embargo. El alcohol NO puede ser utilizado por el cuerpo humano como una fuente de energía. Al menos no de forma eficiente.

Al beber etanol tu cuerpo lo convierte en acetato en el hígado. El acetato es una toxina y tu cuerpo intenta eliminarla lo más rápido posible. Al hacer esto tu cuerpo utiliza calorías, es por ello que el alcohol acelera tu metabolismo. Sin embargo otro efecto del consumo de alcohol. Es evitar que tu cuerpo utilice la grasa acumulada como fuente de energía. Así que el alcohol no te hace engordar. Pero si evita que adelgaces.

Un estudio comparó los resultados de dos dietas para perder peso. Ambas dietas consistían en 1500kcal totales. La única diferencia: Era que 150kcal de una dieta provenían de una copa de vino blanco. Mientras que en la otra dieta, esas 150kcal provenían de un vaso de jugo de uva. Al finalizar el estudio. Los sujetos que siguieron la dieta del vino blanco perdieron en promedio. Un kilo más de grasa. A diferencia de los que consumieron jugo de uva (1).

No existe ningún estudio a largo plazo que conozca que se centre en los efectos de un consumo moderado de alcohol en personas que buscan perder peso. Puede ser que el alcohol promueva la perdida de grasa. Esto porque aumenta la sensibilidad Insulinica (2, 3). Pero es un efecto que no ha sido probado concluyentemente

¿El alcohol interfiere con el entrenamiento con pesas?

NO. En un estudio. Los científicos embriagaron a los sujetos elegidos con el equivalente en etanol a seis tragos. Luego se realizaron varias pruebas de fuerza y resistencia cardiovascular. Estas pruebas se habían realizado antes de intoxicar a los participantes. Posteriormente las pruebas se repitieron 24 y 48 horas después de la ingesta de alcohol. Contrario a lo que se esperaría. El alcohol no tuvo efectos negativos en ninguna de las pruebas de fuerza o resistencia (4). Además de que el alcohol no genera daño muscular acelerado o efectos negativos en la regeneración muscular (5) 

correr, cerveza, perder peso, perder grasa,


Viendo el Lado positivo de las cubas:

Existen ciertos beneficios que otorga el consumir alcohol moderadamente. Moderadamente en este caso significa menos de seis tragos de alcohol duro (whisky, tequila, cognac, etc.) o menos de doce botellas de cerveza a la semana. 

De entre los diversos beneficios que tiene a la salud están:
  •  Aumento del sistema Inmune (6, 7)
  • Disminución del Riesgo de Infarto (8, 9)
  • Disminución de la Inflamación Sistémica Crónica (9). La cual es una condición que ha sido ligada a Aumentar: Riesgo de Infarto, Artritis, Obesidad, Alzheimer, entre otras cosas malas.
  • Aumento del llamado Colesterol Bueno (HDL) (10)
Así que ya tienen más pretextos para justificar “unas cuantas”, (como si los necesitaran).

Si no tomas que bueno, pero:

El alcohol no es el demonio como te lo han hecho creer. Difícilmente debes evitarlo a toda costa si estas a dieta. Así que olvídate de todas las mentiras que implantaron en tu cerebro los fácilmente asustadizos “Mamados del Gym”.

La vida fue hecha para disfrutarla. Puedes seguir perdiendo peso mientras te avientas unas cuantas copas el fin de semana. Sin problemas. Entonces ¿Quién me acompaña por una botella de tequila?

cerveza, perder peso, fitness, fisicoculturismo, perder grasa


Cualquier actividad es más fácil si la realizas en compañía, así que agrégate a nuestra comunidad en Facebook, donde vas a encontrar un montón de gente que quiere lo mismo que tu: Aprender los secretos de Nutriciónque cambiaran tu vida, buscamos ayudar a la mayor cantidad de personas posibles a obtener el cuerpo que desean lo más rápido posible… y lo único que tienes que hacer es darle “Like

fuerza, pesas, cerveza, vino, alcohol, ejercicio, fitness, disicoculturismo


Referencias:

1.- Flechtner-Mors M, et al. Effects of moderate consumption of white wine on weight loss in overweight and obese subjects. Int J Obes Relat Metab Disord. 2004 Nov;28(11):1420-6.
2.- McCarty MF. Does regular ethanol consumption promote insulin sensitivity and leanness by stimulating AMP-activated protein kinase? Med Hypotheses. 2001 Sep;57(3):405-7.
3.- McCarty MF. The insulin-sensitizing activity of moderate alcohol consumption may promote leanness in women. Med Hypotheses. 2000 May;54(5):794-7.
4.- Poulsen MB, et al. Motor performance during and following acute alcohol intoxication in healthy non-alcoholic subjects. Eur J Appl Physiol. 2007 Nov;101(4):513-23.
5.- Clarkson PM, Reichsman F. The effect of ethanol on exercise-induced muscle damage. J Stud Alcohol. 1990 Jan;51(1):19-23.
6.- Romeo J, et al. Effects of moderate beer consumption on first-line immunity of healthy adults. J Physiol Biochem. 2007 Jun;63(2):153-9.
7.- Romeo J, et al. Changes in the immune system aftermoderate beer consumption. Ann Nutr Metab. 2007;51(4):359-66. Epub 2007 Aug 28.
8.- Brien SE, Ronksley PE, Turner BJ, Mukamal KJ, Ghali WA. Effect of alcohol consumption on biological markers associated with risk of coronary heart disease: systematic review and meta-analysis of interventional studies. BMJ. 2011;342:d636.
9.- Lange RA, Hillis LD. Toxins and the heart. In: Bonow RO, Mann DL, Zipes DP, Libby P, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 9th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier;2011:chap 73.
10.- Das S, et al. Experimental evidence for the cardioprotective effects of red wine. Exp Clin Cardol. 2007 Spring;12(1):5-10..

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
UA-29635348-1